Son muchos los formatos de servicios. Por una parte están presenciales u online. Por otra parte, los que requieren de tiempo o los que son de una hora puntual. Con seguimiento, sin el… El caso es que existe mucha confusión acerca de mentoría, coaching, asesoría o consultoría, curso o mastermind ¿qué es que?¿cuál elegir?¿cuáles son las diferencias? y si realmente compensa o no. A veces, estas mismas confusiones llevan a elegir la opción incorrecta y esto último a la desilusión ante ciertos servicios o como dicen llevando a “pagar justos por pecadores”.

En estos últimos meses me he encontrado con muchas preguntas al respecto: ¿qué es el mentoring?¿en qué consiste realmente?¿cómo ayuda?¿en qué se difiere de las asesorías o los cursos con seguimiento?¿de que va eso de los mastermind?¿no es lo mismo que cursos en grupo?¿y los talleres? ¡muchas preguntas y muchas confusiones!.

Aquí te voy a contar qué es cada uno de ellos, en qué pueden ayudarte, cómo, en qué se diferencian los unos de los otros y cómo saber (más o menos, recuerda que la respuesta definitiva siempre está en ti) cuál elegir.

Vamos a empezar de menos a más, de los cursos y sus posibilidades, a los mentoring.

 

¿Mentoría, consultoría, asesorías, auditorías, cursos o mastermind?.

 

👩‍🏫 CURSOS:

 

¿QUÉ SON?

 Los cursos son un formato de formación en el cual se recopila información sobre una determinada materia o tema concreto, se procesa, estructura, ordena y presenta de forma esquemática.

Estos se pueden presentar en diferentes formatos: texto, vídeo o audio.

Estructurados en módulos, clases o capítulos y pueden ser presenciales o a través de la red. También el tiempo a dedicar varía mucho según el tipo de curso que se realice, la profundidad de la materia o el nivel del usuario al que se dirige.

Pero vamos a especificar más o menos los más frecuentes a nivel online:

 

Talleres:

 

Estos mezclan la enseñanza con la práctica. Son cursos que normalmente se llevan a cabo en un mismo día.

Dentro de esta modalidad pueden existir talleres de unas pocas horas para aprender a hacer algo muy concreto (tipo un cuadro, una landing, unos puntos básicos de ganchillo…) o de una jornada completa, donde se aprende a hacer cosas que requieren de más tiempo.

Actualmente están muy de moda los llamados Workshops, talleres de entre 2-4 horas en dónde el grupo debe participar activamente e interactuar entre ellos.

Es una modalidad que suele ser presencial, aunque cada vez se expande más el hacer talleres online dónde se te enseña a hacer cualquier cosa, desde tu propia casa a través de Internet.

 

Cursos pre-grabados:

 

Son los más extendidos. Estos cursos se crean, estructuran, editan (bién en texto, vídeo o audio) y se lanzan a la venta en Internet.

Se venden a través de muchas plataformas como: Udemy, Miríada X, Hotmart…y suelen existir dos formas de presentarlo: los que son entregados en su totalidad nada más hacer el pago y cada uno lo puede ir haciendo a su ritmo sin seguimiento de nadie (modalidad comúnmente conocida como DIY) o los que son entregados a cuenta gotas, es decir, a medida que completas un módulo se abre otro y así sucesivamente hasta el final, en este caso puede existir o no seguimiento (si lo tiene, suelen ser con fecha límite para realizarlo).

También los hay gratuitos.

 

Cursos en directo:

 

Estos son cursos que se emiten de forma presencial o en vivo y directo.

Tradicionalmente, hace referencia a cursos realizados dentro de una academia, escuela, universidad o lugar elegido para ello.

Pero ahora los puedes encontrar en Internet (a través de aulas virtuales) con mucha facilidad y desde hace tiempo.

Difieren del anterior, en que las clases se emiten el día que están agendadas en directo, no son pre-grabadas, aunque generalmente se graban durante la emisión y se envían al grupo con el fin de que las tengan a la mano.

Suelen contar con el seguimiento, más directo, de aquel que emite el curso: respuesta de preguntas o dudas el mismo día de la clase (por eso son en directo) e incluso grupo privado o foro para atender las dudas y que los alumnos puedan comunicarse entre sí. Son cursos que tienen límite de plazas en cada edición, ya que en un aula (caso offline) no cabe todo el mundo y en un aula virtual, tampoco.

 

¿CUÁL MODALIDAD ELEGIR?.

Todo depende de ti, del tiempo del que dispones y de tu capacidad de aprendizaje.

Los talleres, destacan por que te hacen poner en práctica lo aprendido, en el momento. Así que si lo que te gusta es aprender  por experimentación (poniendo en práctica) este es el mejor formato para ti. También ideal si quieres algo a realizar en tiempos cortos y concretos (por que son con fecha fijada e inamovible), los haces en esas horas establecidas y chao.

Si no puedes cumplir con unos horarios y tiempos establecidos, lo mejor es que elijas los cursos DIY, estos los adquieres y los haces a tu ritmo, sin presiones, pero ¡ojo! también sin supervisión o alguién que te resuelva dudas (aunque hay excepciones). Si ésta es tu elección, organiza tu tiempo y añade en tu agenda tareas para ir completándolos…sino mucho me temo que terminará en una carpeta de tu ordenador.

Si prefieres que haya alguien que te establezca el ritmo, te dé un planning de seguimiento, pautas, horarios para hacer el curso y que pueda resolver tus dudas, entonces no dudes es realizar un curso en directo, de esos en lo que tienes que acudir a clase, esto te obligará a no parar, avanzar y terminarlo. Además, puedes resolver dudas en el momento, sin tener que dedicar más tiempo en investigar las respuestas.

Además, tienes la opción de hacerlos desde casa o acudir a estos en directo. Hay mucha variedad en ambas opciones.

 

👩‍💻 CONSULTORÍA, ASESORÍAS Y AUDITORÍAS.

 

¿QÚE SON?

Estos son servicios que a nivel online están muy de moda o se prestan mucho para realizar en remoto, aportan mucha claridad a los negocios o personas que quieres solucionar problemas concretos y necesitan saber: dónde está el problema (auditoría), cuál es la solución (consultoría) y el cómo hacer para solucionarlo (asesoría).

Voy a definirlo con más detalle, por qué estos términos provocan mucha confusión y suelen usarse a menudo equivocadamente (yo también, ojo):

 

Consultoría:

 

Es un servicio prestado por una empresa o profesional para buscar y presentar la solución a un problema en concreto.  Serás tú quien deberá plasmar, dicho problema, en el momento de la consultoría. Es decir, debes acudir con preguntas u objetivos concretos.

Estas suelen ser de una o dos horas como máximo, generalmente, y hay que sacarle provecho. Por ello es necesario y recomendable, saber exactamente el fin con que se contrata este servicio.

El profesional observa el problema, busca la solución y te la plantea, luego eres tú la que debes buscar cómo llevar a cabo esa solución planteada.

  • Ejemplo: llegas a mi, me pides cita para una consultoría y me planteas que consigues tener tráfico web, pero que no hay una buena tasa de conversión en cuanto a número de leads…entonces voy yo, te pido los datos exactos, observo tu web y según mis habilidades y conocimientos te indico dónde está exactamente el problema y cuáles pueden ser las posibles soluciones (te presento las alternativas). Como pueden ser: crear un lead magnet de gancho, colocar un banner de suscripción en cada página, añadir otro en el sidebar del blog y al final de cada entrada, un pop up, mejorar la velocidad web, etc. Listo, fin de la consultoría.

Este servicio te aporta claridad, te aporta alternativas para solucionar el problema que puedas tener y te abre un mundo de posibilidades en situaciones de atascamiento y bloqueos, principalmente. 

 

Asesoría:

 

Este también es un servicio express al igual que la consultoría, pero mientras que en una consultoría te dan alternativas de soluciones o la solución al problema, en las asesorías te dicen el cómo solucionar, con indicaciones concretas y asesoramiento de cómo hacerlo. Una guía de lo que debes hacer para solucionar.

  • Ejemplo: continuando con el anterior, en este caso, no solo te propondría las soluciones (explicadas arriba) sino que además te diría que hacer para poder solucionar. Como por ejemplo: te recomendaría herramientas, te indicaría más o menos que tipo de lead magnet hacer, cómo presentarlo en la squeeze page, cómo ofrecerlo,  te asesoraría sobre que deberías tener en cuenta para reducir la velocidad de carga, etc.

Cómo ves, lo que hace un asesor es darte pautas no sólo de lo que has de hacer como solución, sino también y más importante, el cómo hacerlo.

 

Auditoría:

 

Es un servicio a nivel más interno, que lleva más tiempo. Se contrata con la intención de hallar problemas en el funcionamiento de tu proyecto, un departamento del mismo, tu sitio, página concreta, etc.

Hay varios tipos de auditoría, las más usadas en el mundo online son: la auditoría web, auditoría de página de ventas, auditoría de marca, auditoría seo, auditoría financiera y auditoria de marketing (que es la más completa).

  • Ejemplo: siguiendo en la línea del anterior. Imagina que llevas un tiempo emprendiendo, con tu web, tus redes, el blog y usas la estrategia de crear lista (captación de leads, con todo lo que se supone que tienes que tener activo), pero el aumento de la misma es muy lento. No entiendes de esto y no sabes cual es la razón. Por lo que decides contratar una auditoría con el fin de saber dónde se halla, concretamente, el problema. Entonces,el que te hace dicha auditoría, ha de pedirte todos los datos necesarios a evaluar, incluso en ocasiones, acceso directo a las estadísticas, a la web y datos internos importantes; que posteriormente analiza y estudia con el fin de encontrar el problema concreto. Por ejemplo: que no está cargando bien la web o no estás dando un lead magnet adecuado a tu cliente ideal.

En este caso, sabes que algo falla, pero no sabes dónde o qué exactamente. Este tipo de servicios permiten es llegar al “meollo” del asunto, al problema real. Para ello, estudian todos los datos posibles y necesarios para realizar esas auditorías, por lo que se necesita de absoluta transparencia por parte del cliente y facilidad de acceso a todos los datos internos.

 

¿CUÁL ELEGIR?.

Pues dependerá de tus necesidades en cada momento:

  • Auditoría: debes elegir este servicio si no sabes bien donde está el problema. Sabes que algo está fallando, bien en tu web, en tu branding, en el SEO, en tus redes, en tus páginas de ventas o en el proyecto en general, pero no sabes exactamente qué. Este tipo de servicios se basan en resultados, datos, estadísticas y requieren total sinceridad, por tu parte, para obtener un resultado real.
  • En el caso de saber cuál es el problema, pero no saber cual es la solución, tienes dos opciones: la consultoría, si lo que quieres es obtener las solución o la asesoría, si además quieres una ruta de acción para saber cómo solucionar.

Ten en cuenta que en estas, no existe acompañamiento ni seguimiento.

 

👩 MENTORÍA Y COACHING.

 

¿QUE SON?.

Aquí ya empezamos a hablar de acompañamientos, aunque de diferente forma en cada uno de los casos.

No son servicios express, como los anteriores, sino que requieren de tiempo y de más de una sesión con el cliente para que tengan éxito.

 

Coaching:

 

Este es un servicio muy personal, en el que se necesita absoluta confianza entre profesional y cliente.

Se puede dar por sesiones, pero para que realmente den resultados es recomendable contratarlo u ofrecerlo en packs.

En él, el coach no forma, ni aconseja…sino que mediante herramientas de coaching (principalmente las preguntas) hace que el coache (cliente) vaya hallando las respuestas que necesita, le hace poner las cosas en perspectiva, le ayuda a encontrar alternativas para solucionar su situación y a establecer unos objetivos a conseguir para salir del problema. Después finalmente entre los dos, crean un plan de acciones para encaminar a la consecución de los objetivos, a llevar a cabo entre sesiones.

El coach, realmente lo que hace es orientar, guiar y acompañar, en ese proceso de hallar las respuestas. Sin emitir juicios, ni consejos. Sino más bien, ayudando a ver la realidad desde otro punto de vista en el cuál es más fácil ver las alternativas para solucionar y pasar a las acción.

 

MENTORING:

Este viene a ser el servicio más completo.

Dentro de lo que es la mentoría, se ha de elegir a un mentor que esté en el punto dónde a tí te gustaría estar.

En este servicio el mentor comparte todo su “saber hacer”, su conocimiento, su experiencia y acompaña al cliente a llevarlo de un punto A (situación en la que se encuentra) a un punto B (meta que se busca alcanzar). Guiandolo y llevándolo de la mano en el paso a paso.

Solemos compartir: experiencia + todo nuestro know-how + formación + plan de acción + asesoría + acompañamiento y seguimiento continuo durante el mentoring.

Ambas opciones pueden tener dos modalidades: individuales y grupales (mejor de un número reducido). Pero son mucho más que un curso guiado, por que hay una parte de implicación por parte del mentor en tu avance particular.

¿CÚAL ELEGIR?.

Aunque se confunden, ambas son totalmente diferentes. El Coaching te ayuda a interiorizar, conectar contigo misma y hallar las respuestas que necesitas en tí, el coach lo que hace es ayudarte en ese camino, tan difícil cuando lo intentamos hacer por nosotras mismas, de forma solitaria.

Sin embargo, el mentoring no profundiza tanto en tí (aunque sea una mentoría que lleve eso implícito dentro de su programa), sino que te ayuda a llevar a cabo acciones concretas para llegar de un punto A al punto B por un camino más directo, enseñandote el cómo paso a paso, acortando tiempo y complicaciones, además de llevarte de la mano.

 mentoría, asesoría consultoría, cursos o mastermind ¿cuál elegir?

 

 🙍‍♀️🙅‍♀️💁‍♀️🙋‍♀️MASTERMINDS:

 

No me quiero despedir sin hablarte de una modalidad que está muy de moda, tanto que está siendo usado para cualquier tipo de servicio que se haga en grupo, aunque el funcionamiento no se parezca tanto a lo que es el Mastermind, sino más bien se parece más a cursos grupales reducidos o mentorías grupales… pero como está de moda, todo el mundo lo usa sin sentido ni argumento.

 

MASTERMIND:

 

Este término hacer referencia a la creación de un grupo reducido (5-10 personas máximo, cuanto más reducido mejor) en el que los miembros trabajan unidos hacia la consecución de un objetivo común u objetivos propios muy similares. 

Éstos, los miembros, deben tener un nivel similar dentro de lo que es su profesión y si cada uno es de un sector diferente, aunque complementario, mejor. Se caracteriza porque en él, se hacen reuniones frecuentes (cada semana o 15 días como mucho) para poner sobre la mesa las acciones llevadas a cabo entre las reuniones, a las que cada uno de los miembros se compromete en cada reunión.

De esta forma, te comprometes a trabajar en la consecución de los objetivos con acciones concretas que anuncian en la reuniones, ya que tienes que “rendir cuentas de alguna manera” al grupo. Del cual recibirás feedback, consejo, alternativas y juntas os ayudéis a ir creciendo hacia la meta.

Es necesario estar comprometido y participar activamente, además de acudir a las reuniones, para que realmente funcione.

Aunque es necesario asignar roles, por ejemplo el que guía o marca los turnos de hablar o exponer de lo realizado, no hay ninguno que lleve la batuta o tenga un nivel superior que mande acciones, oriente o forme, como en el caso de los mentoring grupales o cursos.

Y si quieres saber más de los mastermind (yo actualmente empiezo a participar en dos, ya te contaré) te recomiendo el siguiente post de Alvaro Lopéz Morcillo.


 

Hasta aquí el post de hoy. He intentado hacerlo lo más simple posible, para que se entienda realmente cada uno de estos términos y que a la hora de ofrecer este tipo de servicios o consumirlos, se sepa de lo que se está hablando.

No soy una experta, ni mucho menos así que si quieres aportar algo para dar aún mas información al respecto, deja tu comentario aquí abajo y estaré encantada de actualizar el post 😉

Ahora sí me gustaría volver a hacer esta pregunta ¿Mentoría, consultoría, asesorías, auditorías, cursos o mastermind?¿cuál elegirías y por qué?.

Déjame tu comentario, me encantará y me hará muy feliz leerte 😊💪.

 

roinmar duran coah mentora consultora de marketing

Roinmar duran

 

 

 

También te gustará:

Pin It on Pinterest

Share This