Los miedos son sentimientos que se desarrollan en ti desde una edad muy temprana, los tienes y los tendrás siempre, al igual que sientes amor, tristeza, alegría, también sentirás miedo, la cuestión es ¿haces de ellos tus enemigos o tus aliados? (me encantaría saber como los ves, espero tu respuesta en los comentarios).

Para hablar de un tema tan importante como lo es un miedo paralizante, lo mejor es empezar poco a poco y saber realmente qué son los miedos, qué los causa y qué pueden ocasionar en ti, tu entorno y tu crecimiento.

Lo mejor que puedes hacer por ti es conocer qué miedos son los que tienes, de dónde provienen, cuándo y por qué se manifiestan. Cuando estos se activan es por que te están alarmando de un peligro, pero ¿el peligro del que te alarma es real o solo cuestión de tu mente, de tus recuerdos?.

Créeme, conocer esto es por fin tener el “control” de mantener los miedos a raya, aceptarlos, saber que siempre van a estar, convertirlos en tus aliados para actuar aún cuando ellos estén y más aún, cuando se activan los que desean paralizarte, por que ya conocerás sus intenciones, podrás reírte de ellos y seguir adelante aún con estos miedos.

Aceptarás que estarán siempre manteniéndote alerta, pero conseguirás que pierdan su fuerza y control sobre ti.

 

Los miedos ¿de dónde vienen?

 

Estos son emociones totalmente naturales, todas las personas los sufren o viven y siempre estarán ahí como medio de alerta ante peligros que acechan (reales o irreales). No vas a poder eliminarlos, la única que queda es saber vivir con ellos, conocerlos, saber de dónde vienen y cómo controlarlos tú y no ellos a ti.

Los miedos se empiezan a interiorizar desde el mismo vientre de nuestra madre, desde ese mismo momento se empieza a fraguar en cada uno de nosotros aspectos y características que nos marcarán a lo largo de la vida, uno de ellas son los miedos…¡ojo! no soy médico, pero si creo en esta teoría, cuándo estamos gestando y vivimos momentos de ansiedad, estrés, maltrato, mala alimentación, cansancio extremo por trabajo, sobre peso, drogas, accidente…todo esto produce ciertas sensaciones y estados en nosotras que de forma natural llegan al feto, obvio no sabe que pasa, pero a la larga determinadas sensaciones o ruidos, podrían darle miedo por asociación a lo vivido en el vientre.

¿Cuántas veces pasa que determinadas situaciones, sonidos, sensaciones, nos producen auténtico pavor y por más que se intenta saber el por qué (ya que no son peligros reales en su mayoría), no somos capaces de saberlo? ¡Prueba a preguntar a tu mamá cómo fue su embarazo contigo ¡quizás te sorprendas!.

Y si eso es así, imagínate una vez que nacemos, libres de creencias, supongamos que además los nueve meses en el vientre han sido de lo más tranquilo y placentero, nacemos sin miedos, libres, pero sí con la capacidad de sentirlos, ya que es un mecanismo de defensa natural ante el peligro, que no debería paralizarnos, si no más bien llevarnos a actuar para evitar el peligro en sí.

Sin embargo, muchos de esos miedos se van adquiriendo a medida que crecemos, vienen de la educación, frases repetidas en nuestra infancia (creencias en su mayoría inculcadas) o momentos molestos, incómodos, terroríficos, vividos que nos quedan en la cabeza y asociamos con determinadas cosas, colores, aromas, sensaciones, palabras, hechos, animales, personas, momentos…y que al aparecer en un futuro, sin darnos cuenta, hacen que se despierte esa sensación vivida, naciendo así el miedo a la oscuridad, a los gritos, a socializar, a ciertos animales, a estar solos o con mucha gente y demás miedos existentes.

Además, los miedos evolucionan con el tiempo, apareciendo, desapareciendo, intensificándose, perdiendo fuerza, o quedándose para siempre (casos de fobias)…estos son de dos tipos: reales o irreales, es decir, pueden provenir de auténticos peligros (estar escalando y tener miedo por que sabes que si algo va mal, realmente podrías morir, en este caso solo queda hacerlo lo mejor que sabes, disfrutar y estar alerta) o casos en los que el peligro no es real (tener miedo a la oscuridad, aquí realmente no existe peligro, lo que hay detrás del miedo son tus paranoias de que pueda haber alguien ahí escondido, que te asuste un alma en pena, que empieces oír ruidos y no sepas de donde vienen, etc, pero no estas realmente en peligro).

Teniendo en cuenta todo esto, podemos ver claramente que más de la mitad de los miedos que tienes no son por peligros reales que puedan acabar con tu vida, si no más bien, miedos arraigados y asociados con creencias que has ido interiorizando a lo largo de tu existencia, en tu educación, en tu día a día, y si no, veamos de donde provienen los miedos más comunes ( en el siguiente vídeo 👇👇👇).

Estos son fuertes y paralizantes, cuándo no sabes por qué aparecen, de donde vienen y en vez de enfrentarlos, los evades, haciéndolos cada vez más poderosos, dotándoles de control sobre ti…lo cuál les permite condicionar tu vida, tus decisiones, tus avances, tu crecimiento, tu libertad.

El vídeo que aquí te comparto, es largo, pero te aseguro que vas a quedar enganchada desde el minuto 1, si eres madre va a enseñarte en que etapas se fragua cada uno de los miedos más comunes y lo mejor de todo, cómo hacer para que nuestros hijos no tengan que vivir con ellos toda su vida (sintiendo su fuerza y su parálisis en determinadas situaciones), si no lo eres ¡tranquila por que también te sirve, sabrás lo que has venido a saber, de dónde provienen tus miedos!.

 

¿Te ha gustado?.

Es increíble todo lo que explica Roberto Perez ¿te has visualizado en antiguas etapas de tu vida?¿has podido intuir el por qué y el origen de tus miedos?.

Yo ya he trabajado en conocer los míos y buscar su origen, también lo que los detona…pero ver este vídeo me ha ayudado a saber aún más que me falto en mi infancia-adolescencia y entender que los miedos que tengo, vienen por algo y los puedo trabajar.

Cuéntame que te ha parecido y si te ha gustado el tema de hoy… te espero en los comentarios 😉.

 

roinmar duran coah mentora consultora de marketing

Roinmar duran

También te gustará:

Pin It on Pinterest

Share This